Logo TopDoctors
Idioma: ESFREN

Me han diagnosticado cáncer de pulmón y me han dicho que deben operarme

El cáncer de pulmón continúa siendo el tumor maligno más frecuente a nivel mundial, y el que presenta un mayor número de muertes debido a lo silente de su curso inicial. Ante una sospecha de cáncer de pulmón, el primer objetivo es tratar de confirmar o descartar dicha sospecha, y una vez se confirma el diagnóstico, realizamos lo que se denomina “la estadificación”.

El cáncer de pulmón, al igual que otras muchas neoplasias malignas, tiene una historia natural que dejada a su libre curso suele resultar fatal para el paciente. Existen principalmente tres vías por las que el cáncer de pulmón trata de extenderse: el crecimiento local (tratando de crecer en tamaño y afectar a las estructuras que rodean el pulmón o lo integran), la extensión ganglionar (a los ganglios linfáticos locales, regionales o distantes mediante el sistema linfático), y la extensión a distancia o metástasis (por vía sanguínea hacia órganos más distantes como el cerebro, el hueso, el hígado o las glándulas suprarrenales entre otros). En algunos subtipos de cáncer de pulmón se describe un crecimiento a través de las propias vías aéreas diseminando en otras regiones pulmonares.

La estadificación es el proceso por el que el equipo médico realiza pruebas complementarias para tratar de determinar cómo de localizado o extendido está el tumor, y en virtud de ello indicar el tratamiento que proporcione mayores beneficios con menores riesgos. Habitualmente comprende una serie de pruebas, entre las cuales nunca puede faltar un TAC/escáner torácico y abdominal, así como un PET-TAC, pudiendo además requerirse otras pruebas como TAC/Resonancia cerebral, broncofibroscopia u otras. Con el resultado de dichas pruebas, catalogamos al cáncer dentro de unos subgrupos o estadio, que comprenden desde el I hasta el IV, siendo el IV el que presenta una mayor extensión de la enfermedad.

A día de hoy, los estadios tumorales que son inicialmente candidatos a comenzar un tratamiento con cirugía, son los estadios I (se resume en: tumores menores de 5 cm y sin afectación de ganglios ni metástasis), los estadios II (se resume en: tumores de entre 5 y 7 cm, o con posible afectación de los ganglios locales más próximos al tumor), o algunos estadios IV seleccionados (se resume en: tumores con una única localización metastásica en la que existe posibilidad de ofrecer una cirugía completa para el tumor primario y su metástasis, en ausencia de enfermedad a otros niveles).

La cirugía del cáncer de pulmón, es la modalidad terapéutica que ha demostrado mejores resultados en aquellos casos en los que está indicada, considerándose con intención curativa en los estadios tumorales más iniciales (estadios I). Es un tratamiento local que puede lograr un control de la carga tumoral en aquellos casos en que ésta se encuentra localizada únicamente en el pulmón. También se contempla como tratamiento inicial en los casos en que el tumor se ha extendido a los ganglios más cercanos (estadios II), aunque deberá ser seguida en estos casos por un tratamiento sistémico con quimioterapia con casi total seguridad.

Algunos pacientes presentan un tumor con afectación de ganglios regionales algo más distantes (estadios IIIA), por lo que en estos casos la cirugía puede tener un papel siempre y cuando sea la continuación de un tratamiento inicial con quimioterapia y no se obtengan resultados de progresión de la enfermedad durante el mismo.

Por ello cuando el médico nos da la dura noticia de que padecemos un cáncer de pulmón, tratará de estadificar nuestra enfermedad para decidir cuál será el mejor tratamiento para nosotros en función de la misma. Si nos indican la cirugía de inicio, generalmente estará relacionado con una menor extensión de la enfermedad, por lo que suele denotar que tenemos más opciones de poder curar o controlar el cáncer de pulmón.

* La información aquí recogida es una aproximación didáctica y resumida de la evidencia científica actual en cáncer de pulmón, si bien no debe ser aplicable a diagnósticos o criterios médicos reales, por lo que siempre deberá acudir a un especialista en cáncer de pulmón para evaluar su caso. Para cualquier consulta no dude en contactar con el equipo médico-quirúrgico de CITMIA.

Envíanos tu consulta